Cuando De Cicatrices Se Habla

La marca de una cicatriz antes de dejarse ver, duele. Se pasa por un proceso de dolor. La piel sufre el impacto de aquello que provocó la herida, la quemadura o el golpe. La cicatriz habla. Si, nos habla de ese momento. De ese tropiezo, de ese evento, de ese descuido, de eso que no veíamos venir. Nos recuerda una y otra vez lo que sucedió. En ocasiones nos impulsan a reflexionar sobre lo que pudo haberse evitado y hasta nos motiva a contarles a otros para que eviten pasar con algo así.


Mientras sanamos, las lágrimas hablan de lo que pensamos fue absurdo, de lo que somos en muchas ocasiones ante los improvistos. Es ese sentimiento que de una forma u otra nos venció... la impotencia.


Las heridas en el cuerpo duelen, ¿cuánto más duelen las heridas del alma? Las que cargamos por temporadas, por años. Las heridas del alma compiten con los sueños, momentos de alegría y hasta se disfrazan de sanidad con el fin de no ser juzgados como débiles o faltos de algo. El dolor ante lo pasado y la amargura que se arrastra hasta el presente detienen el esfuerzo de lo que queremos realizar.


Hay un camino que nos lleva a la dirección y rumbo seguro. Solo uno ofrece memorias nuevas, solo uno inserta gozo y plenitud. El Gran Yo Soy. Borra nuestros errores, culpas, vergüenzas y transfiere su vida plena en nosotros. Él toca a la puerta y llama. Utiliza formas creativas con cuerdas de amor para llevarnos a convencimiento de lo que siempre quiso y quiere hasta lo eternidad para nosotros.


La oportunidad de soltar todo y descansar en Él, es hoy.


"Venid a mi todos los que están cargados y cansados..."

Mt 11:28


¡Es tiempo de hablar de cicatrices que casi no se ven ya! Hablo de ellas por que son la evidencia de que fuimos intervenidos. Cirugía mayor. Trasplante de corazón.


Volver a nacer en el Espíritu es vivir en esperanza contra esperanza. Él nos pensó y creó para obras buenas con planes buenos y un futuro esplendido.


"Yo se los planes que tengo..."

Jr 29:11



Vivir en Él, por Él y para el es ganancia, una vida eterna desde hoy y hasta la eternidad.`


Solo en Él los pensamientos serán de bien y de paz.

"Yo tengo pensamientos de paz..."

Jr 29:11


No es complicado ni imposible

"Nada es imposible para Dios"

Lc 1:37

Solo cree..


"Para el que cree todo es posible"

Mc 9:23

Espera... en paz

"Sin fe es imposible agradar a Dios"

Hb 11:6